Saltar al contenido
La Hora De La Liga
NBA

Ben Simmons y se apretó contra Boston

La mejor temporada posible terminó de una manera extraña para Ben Simmons. Tras cerrar una Temporada Regular que apunta directamente al Premio al Novato del Año y después de batir algunos récords y de ser el segundo rookie con más triples-dobles en la historia de la NBA, Ben Simmons ha empezado esta semana a masticar las vacaciones. Y el regusto, que necesariamente debería ser rico y dulce, tiene un poso último amargo, como ese trago final que te deja mal sabor de boca cuando todo el convite ha sido delicioso.

Simmons, el peor contra Boston

A veces los datos son datos, simplemente, y no ilustran para nada la labor de alguien sobre la pista. En el caso de Simmons, sin embargo, por tratarse de un jugador que ha construido buena parte de su relato sobre los números y las estadísticas, sus hojas de servicio han sido seguidas con lupa. Y en la serie contra Boston, que terminó este jueves y que supuso la eliminación de los 76ers en la segunda ronda de Este, Simmons no estuvo bien. Nada bien.

Al menos a eso apunta la estadística del +/-, que no deja en una buena posición a Simmons en lo que respecta a su contribución en en duelo ontra Boston. Según señala SportsCenter, el australiano tuvo el peor +/- de todos los jugadores que tomaron parte en la eliminatoria, que se saldó con éxito para los hombres de Brad Stevens.

Tras una notable primera ronda contra los Heat, incluido un triple-doble en Game 4, Simmons empezó mal contra Boston, con un partido inaugural de semifinales donde firmó un -21, la tónica que se iba a marcar en toda la serie, puesto que en los cinco encuentros, únicamente en el cuarto, el único que ganaron los suyos, sacó un rendimiento positivo (+5). El resto, siempre debilitado con el baremos +/-. En el segundo partido, donde firmó solamente 1 punto, dejó un -23; en el tercero, un -11 y en el quinto y definitivo, un-13. La media en los cinco encuentros es de un +/- de -12,6.

Malo para él, malo para Philadelphia

El impacto del mal trabajo de Simmons contra Boston se vio también en un plano superior. Los Celtics, con la pizarra de Stevens, tuvieron claro que de la negación de Simmons hacia el triple, del hecho de que el número 1 del Draft de 2016 no sea una amenaza, porque directamente no tira desde la línea de tres puntos, había que sacar réditos. Y le dejaron volar por ese espacio, con margen suficiente para desenvolverse pero negándole los espacios más interiores. Y ahí sufrió Simmons y sufrieron los Sixers.

Lo decíamos, Simmons aportó para los suyos un  +/- de -63 en los cinco partidos, con solo una contienda en positivo. Cuando el director de juego se sentó, la realidad en este apartado fue muy diferente para los Sixers. Sin Simmons sobre el parqué, Philadelphia registró en los cinco choques un +/- de +48, señala SportsCenter.

Obviamente el +/- no es la carta blanca para evaluar al 100 por cien la labor de un jugador de baloncesto, pero repetimos que en casos como el de Simmons, cuya aportación al colectivo sí está muy ligada a sus prestaciones numéricas, el +/- es indicativo.

No obstante, el curso de Simmons ha sido espectacular y el rendimiento global de los playoffs no ha sido un desastre. Aquí le viene a echar una mano la serie contra los Heat, que le ha permitido dejar en los diez primeros partidos como profesional de unas eliminatorias por el anillo con unos números superiores a los firmados en la Temporada Regular. Entre Miami y Boston Simmons 16,3 puntos, 9,4 rebotes y 7,7 asistencias en 10 partidos y 36, 9 minutos de media. Contra los Celtics, 14,4 puntos, 8,2 rebotes y 6,4 asistencias. En Temporada Regular, en 81 partidos, 15,8 tantos, 8,1 rebotes y 8,2 asistencias.

 

 

 

por.nbamaniacs.com