Saltar al contenido
La Hora De La Liga
NBA

Boston certifica su acceso a las Finales del Este

No hubo más margen ni más relato. El ajustado triunfo de los Celtics sobre los 76ers(114-112) en el quinto partido de las semifinales del Este que medía a ambos conjuntos, permitió a Boston poner el 4-1 definitivo en la serie y sellar su pase a las Finales del Este, donde se las verá con los Cleveland Cavaliers, que esperaban rival desde este lunes tras barrera a Toronto (4-0).

Ganó Boston, que evitó lo que por otra parte parecía improbable: que Philadelphia le diera la vuelta  la serie. Y es que en la historia de la NBA todos los duelos que han empezado 3-0 se han resuelto a favor de los que inician la serie ganando. De 129 veces, en ninguna había habido remontada. Tampoco ahora. Todo se queda en 0/130 porque los Sixers no han podido luchar contra los elementos.

Aquel tercer partido

Sigue dando la sensación de que las semifinales las perdieron los 76ers el sábado pasado, cuando cosecharon el 3-0 después de una serie de decisiones fatales. Donde asomaba un 2-1 terminó pintándose un 3-0. Luego llegaron los esfuerzos, vanos en última instancia, para remediar lo irremediable, lo anunciado, la eliminación de los de Philadelphia.

Máxima igualdad

El Game 5 de este miércoles tuvo una apretura en el electrónico que abanderó la primera mitad. Solo al final, con un fugaz parcial de 8-0, los Celtics se quitaron de encima la lapa rival, siempre pegados los Sixers a la escuadra de Brad Stevens. El 61-52 con el que visitaba Boston los vestuarios era bien diferente al 53-52 de segundos antes y al 25-24 de minutos atrás. Joel Embiid sufría, como lo hacía todo su equipo, por momentos. Al Horford complicaba la vida al camerunés y los de Brett Brown, en un plano general, se ahogaban siempre que no podían correr.

A Philadelphia hay que reconocerle el mérito de ajustar todo otra vez en la segunda mitad, en esos momentos críticos donde un 3-1 en contra y un puñado de puntos de desventaja podrían haber sellado su defunción deportiva. Fue así finalmente, pero jamás tiraron la cuchara, con un gran Embiid, 27 puntos, 12 rebotes, 4 asistencias y 4 tapones, un formidable Dario Saric, en su línea de trabajo con 27 tantos, 10 rebotes y 3/3 en triples, o un buen Ben Simmons, 18 puntos, 8 capturas y 6 pases de canasta para él. T.J. McConnell, titular de nuevo, no tuvo el efecto del que gozó en el Game 4. Incluso así, buenas prestaciones: 9 puntos, 5 rebotes, 6 asistencias y 2 robos.

Un parcial de 22-30 en el tercer cuarto devolvió las cosas al lugar en el que habían estado casi toda la primera mitad. Quedaban 12 minutos y los Sixers aspiraban a que no fueran los últimos del curso (83-82).

Otro parcial rápido para Boston

Pero Boston, siempre Boston, demostró arrestos cuando más se había complicado todo. El empuje rival le situó con 105-109 a falta de minuto y medio. Ahí se activó otro parcial de sprint, un 8-0 de la mano de Horford, Marcus Smart, Jayson Tatum y Terry Rozier que heló a Philadelphia, sin respuesta ante el vendaval, el último que iban a sufrir, el definitivo.

Boston, que vuelve a las Finales del Este, se medirá de nuevo a los Cavaliers en la pelea por estar en las Finales de la NBA. Tatum, 25 puntos, y Jaylen Brown, 24, comandaron la ofensiva de los del TD Garden, bien sujetados por la labor de Rozier y de Horford y por la intensidad de Smart desde el banquillo. Al base no le quemaron las bolas decisivas.

Hace unos meses, en agosto de 2017, una noticia sacudía a la NBA: Kyrie Irving era traspasado desde los Cavaliers a los Celtics a cambio de Isaiah Thomas. Casi un año después, Irving es baja por una lesión de rodilla que le ha apartado de los playoffs y Thomas ni siquiera es jugador de los Cavs. El movimiento de mercado que estaba destinado a marcar una rivalidad en el Este ha dejado a sus dos protagonistas fuera del baile primaveral. No sabemos cómo habría sido todo esto con Irving, el morbo de unas Finales del Este ante Cleveland. No lo sabremos, al menos en este 2018, pero a cambio volvemos a tener una pelea por el trono del Este con los mismos planteles que en 2017. Fallaron algunos protagonistas, pero las orquestas funcionaron según lo previsto. Y se han vuelto a citar.

 

 

 

 

 

POR.nbamaniacs.com