Saltar al contenido
La Hora De La Liga
NBA

Mike D’Antoni: “Nos relajamos después del primer partido”

Mike D’Antoni considera que su equipo se relajó después de conseguir la victoria en el primer partido de la serie contra Utah y que eso les ha costado una derrota en el segundo.

La principal preocupación de D’Antoni, según comentó después del Game 2, es el mal comienzo, especialmente en el lado defensivo, que permitió a Utah anotar 36 puntos en los primeros 12 minutos de partido. Los Jazz se hicieron con una ventaja de 19 puntos en el segundo cuarto. Houston consiguió acercarse en el marcador y ponerse por delante en el último periodo, pero los de Quin Snyder acabaron a un gran nivel y cerraron el triunfo.

“Necesitamos corregir nuestra falta de energía y de concentración. Te relajas, crees que esto es algo fácil. No es fácil, esto es la NBA. Esto son las Semifinales de Conferencia. Nos relajamos un poco y lo hemos pagado”, afirmó el técnico.

Buena dinámica

Lo cierto es que Houston llegaba a este partido con una dinámica positiva que le había llevado a ganar los últimos tres encuentros por más de diez puntos. Además, en los cuatro duelos de temporada regular contra Utah el resultado había sido el mismo: triunfo por dobles dígitos en todos ellos.

Sin embargo, los Jazz no son un rival cualquiera. El equipo de Salt Lake City hizo una serie de ajustes para el segundo partido que pillaron por sorpresa a unos relajados Rockets. Dejaron de mover tanto el balón y empezaron a a atacar de manera más vertical en cada posesión con el objetivo de evitar el sistema de cambios defensivos de la franquicia tejana. Y parece claro que el resultado fue bueno.

Estos son los detalles que marcan la diferencia en playoffs. Los que demuestran la influencia real del cuerpo técnico y de las decisiones tácticas en el desarrollo de la eliminatoria. Cada partido es nuevo y es una batalla constante por sorprender al contrario y no caer en lo mismo de siempre.

Veremos qué rumbo coge la serie en el Game 3, que se disputará en la noche del viernes en Utah. Lo que está claro es que Houston no se puede confiar. Y su entrenador lo sabe.

“Estos chicos son buenos”, afirmó D’Antoni. “Hemos alertado a nuestros jugadores de que son buenos, pero esta noche nos han demostrado lo buenos que son”.

 

 

 

por.nbamaniacs.com