Saltar al contenido
La Hora De La Liga
NBA

Otro mas en la costilla, Curry pone a los Warriors 2-0 en las Finales

El momento clave del segundo partido de las Finales de la NBA llegó en el inicio del último cuarto, cuando Stephen Curry decidió que había que reventarlo todo. LeBron James acababa de meter un triple y, tras un gran tercer cuarto, los Cavs se ponían a 7 en el marcador. Entonces se desencadenó la tormenta perfecta. Curry enchufó dos triples consecutivos y devolvió a los suyos a una ventaja de más de 10 puntos que supieron manejar hasta el final. Golden State Warriors 122 Cleveland Cavaliers103. La serie se pone 2-0 para los californianos justo antes de que las Finales se marchen a Ohio.

El partido de Stephen Curry va más allá de sus números (33 puntos, 11 de 26 en tiros de campo y 9 de 17 en triples), más allá de que haya batido el récord de triples (9) en un partido de las Finales de la NBA. El mértido de Steph está en el momento en el que metió la mayoría de esos tiros de tres. En situaciones clave del choque. Con los Cavs todavía peleando, además de los dos mencionados, metió otros dos triplazos casi cayéndose para no dejarles reaccionar.

Resumiendo el partido, hay que decir que Los Warriors se fueron 13 arriba al descanso tras un gran segundo cuarto en el que intensificaron su nivel defensivo e hicieron mucho daño al contragolpe a unos Cavaliers desbordados por momentos. A LeBron se le vio cansado, fallando algunas canastas cómodas para él, y sólo George Hill le echaba una mano en esos momentos complicados. Horrible Kevin Love (2 de 10 en tiros en la primera parte) e inexistente la oportación del banquillo (especialmente mal, como suele, Clarkson).

En los Warriors, estuvo muy bien Kevin Durant, con 13 puntos y un solo fallo en la primera mitad. Curry, con 4 de 9 en triples, metió 13 puntos. Pero el hombre clave, tanto en ataque como en defensa, fue un Shaun Livingston, que jugó muy buenos minutos.

Todo cambió en el tercer cuarto, en el que los Cavs mostraron su orgullo, se mantuvieron vivos en el marcador y demostraron que van a darlo todo en estas Finales para intentar ganarlas. Gran tercer cuarto de los Cavaliers, sobre todo en ataque, con un Kevin Love muy acertado desde la línea de 3 y con un LeBron James jugando sus mejores minutos. Sin embargo, en el cuarto, con Curry en modo ‘top’ los Cavs no pudieron hacer nada y acabaron cediendo.

Hay que decir que LeBron James volvió a jugar a gran nivel, aunque no estuvo a la altura del primer choque (lógicamente). Jugó 44 minutos (todo hasta los últimos cuatro, cuando fue sentado con el choque decidido) y hay que decir que por momentos se le vio cansado. Anotó 29 puntos (10 de 20 en tiros de campo), repartió 13 asistencias y capturó 9 rebotes. Encontró el apoyo de Love (sobre todo en el tercer cuarto), que anotó 22 puntos y capturó 10 rebotes, y de Hill, que jugó a gran nivel y acabó con 15 puntos. Pero poco más. Y los Cavs necesitan más para hacer la serie larga.

En los Warriors, además de los de Curry, hay que destacar la defensa descomunal que realizaron durante todo el partido tanto a LeBron como al resto de los Cavs. Fue la clave del choque. Además, Durant estuvo sensacional, seleccionando sus tiros y acabando con 26 puntos (los mismos que en el primer choque, pero con mucho mejor porcentaje de acierto). Thompson se fue hasta los 20, con canastones en momentos importantes. No se resintió de sus problemas en el tobillo.

Los otros dos hombres que merecen ser destacados en los Warriors son McGee, que salió de titular y firmó un partido muy completo con 12 puntos, y Shaun Livingston, que fue clave en ataque y en defensa y anotó 10 unidades sin fallo en el tiro.

Destacar que José Calderón, que había jugado 2 segundos en la prórroga del primer partido, jugó los últimos minutos del duelo y anotó 4 puntos, sus primeros en unas Finales de la NBA.

La serie se marcha ahora a Cleveland con la sensación de que, o LeBron mete 50 puntos, o los Warriors pueden acabar con la serie por la vía rápida.

 

 

por.blogdebasket.com